Sumérgete en el Parque Dos Ojos


14 December, 2018

La naturaleza viva de la Riviera Maya se encarna en las formas más diversas, desde bellas iguanas y simpaticos monos araña, hasta hermosas aves exóticas. Sin embargo, el propio escenario natural, desde el extremo sur de Chetumal hasta Playa del Carmen, guarda en su interior un fenómeno geológico único de América: los cenotes.

El Parque Dos Ojos

Parque Dos Ojos es un pulmón natural de la península que ofrece cinco de los más hermosos cenotes para ser visitados por el público. Ubicado al norte de Tulum, Parque Dos Ojos es el portal de entrada a un mundo subacuático oculto a simple vista.

Jaguar, el cenote abierto que espejea el cielo maya. Foto: Parque Dos Ojos

 

Dos Ojos es un sistema de cuevas inundadas que se extienden a lo largo de 82 kilómetros, a través de los cuales podrás encontrar 28 entradas a su interior. Dichas entradas son lo que conocemos como Cenotes.

Algunas de estas entradas se localizan dentro del Ejido Jacinto Pat, nombrada en honor a un dirigente indígena maya originario del pueblo Tihosuco. Los pobladores de la región se consideran como guardianes de los cenotes y la naturaleza que los rodea, es por esto que el enfoque turístico está orientado hacia una ética ambiental que busca la moderación y el respeto a la naturaleza.

Misterio Maya es un cenote que se convierte en gruta. Foto: Parque Dos Ojos

 

Los cenotes

Jaguar es un cenote abierto rodeado de una exuberante vegetación a ras del suelo. Su geología hace del cenote una piscina natural, por lo que es ideal para clavados y juegos acuáticos, o esnórquel.

Bucea en El Pit, ¡solo para expertos! Foto: Parque Dos Ojos

 

Dos Ojos hace alusión a los dos cenotes con forma de ojos que se encuentran muy cerca el uno del otro. En lo más profundo de ‘cada ojo’ podrás hacer un viaje al pasado: fósiles de peces, caracoles, conchas y corales están incrustados en su interior.

Nicté Ha es una relajante alberca cristalina, favorita de mariposas y aves que se refrescan junto a los turistas. Ideal para disfrutar con la familia, este cenote es el favorito de los buzos primerizos y los entusiastas del esnórquel.

 

Sumérgete en Nicté Ha. Foto: Parque Dos Ojos

 

Publicaciones Recientes