5 pasos para que te relajes en esta cuarentena


3 May, 2020

Estar presentes; estar en el aquí y el ahora no es fácil. Lo que se nos facilita es dejar que la mente viaje al pasado o se proyecte hacia el futuro, y eso a veces, es muy peligroso.

Actualmente las técnicas de relajación y de meditación han ganado mucha popularidad, pero no todas se centran en trabajar los mismos aspectos. El conocido como, Mindfulness, se asienta con fuerza como disciplina que nos ayuda a vivir en el presente , en el día a día, para aceptar la realidad.

Este método nos ayuda a concentrarnos y a evitar que nuestra mente divague a momentos o pensamientos del pasado, que eso, a veces, no nos deja avanzar y también ayuda a no centrar nuestros días en pensamientos del  futuro.

Esta técnica defiende que sólo de este modo estaremos preparados para responder de manera eficaz a situaciones del presente y que son reales , como enfermedades, pérdidas, despidos laborales, etc.

La meditación es la forma más integral de practicar el mindfulness; implica mente en blanco, concentrándonos sólo en sonidos, en la respiración propia y sensaciones para entonces dejar que nuestros pensamientos puedan fluir dejándolos pasar de largo, sin realmente concentrarnos ni detenernos en ninguno de ellos.

Te dejamos algunos tips para que empecemos a practicar el mindfulness, y más cuando la cabeza y los nervios nos están jugando mapas pasadas:

Fija una hora al día para dedicarla a mindfulness. 30 minutos pueden ser más que suficientes. No te desesperes; al principio puede que sea más pesado, lento o complicado pero es cuestión de práctica. El mejor momento es a primera hora, sólo procura no estar aún adormecido y tener realmente tus sentidos ya 100% activados. 

Encuentra un lugar que te resulte cómodo. Lo único que necesitas es una almohada sombre en la cual sentarte, con una postura erguid, con las palmas de las manos juntas y empieza a respirar tranquilamente, dejando que tus pensamientos fluyan, que pasen, que entren y salgan de tu mente sin que nada los detenga.  Lo único que necesitas es ser plenamente consciente del momento.

Habla contigo mismo sinceramente. Solemos escuchar a los demás pero difícilmente a nosotros mismos. Repite varias veces al día “preocúpate por los demás pero también cuida de ti”. Cualquier mala situación se puede controlar con un minuto de respiración profunda, parece magia, pero no, es mindfulness.

No te frustres. Busca el método que más te funcione, todos somos diferentes. Si meditar te resulta imposible, pintar y colorear es una alternativa, mayor concentración y más calma.

Otros tips prácticos que te pueden ayudar a conseguir el mindfulness de manera más activa y también efectiva para cambiar la dinámica de tu pensamiento son los siguientes:

Camina observando tus pisadas y siente el peso de tu cuerpo a cada paso.

Cuando te estás duchando, concéntrate únicamente en el agua, en lo que sientes cuando entra en contacto con la piel y cómo recorre cada rincón de tu cuerpo.

Cuando cocines, pon atención sólo a los alimentos, su olor, textura, sabor.

Publicaciones Recientes